Enviar receta

Añade aquí los correo electrónicos a los que quieres recomendar esta página (separados por comas)
MIMASA ifigen

¿Cómo afrontar los cambios de la edad a partir de los 50 años?

En el proceso de envejecimiento se producen con menor o mayor grado distintos tipos de pérdidas en las cuales la nutrición puede jugar un papel importante:

  • Musculares, por disminución de la masa muscular y aumento de la grasa corporal
  • Óseas y articulares, por disminución de la masa ósea y de los cartílagos
  • De los sentidos, fundamentalmente vista y oído, y de las facultades cognitivas
  • Del sistema inmunitario, pérdida de defensas y mayor propensión a enfermedades

En muchas de estas situaciones resulta beneficioso suplementar la dieta con aquellos nutrientes y sustancias en las que se conozca o se prevea la existencia de un aporte insuficiente, abarcando el ácido docosahexaenoico (DHA), la mayor parte de vitaminas y minerales, y sustancias tales como colina, uridina, resveratrol y licopeno.

En nuestro país la ingesta media de vitaminas A y D, zinc, yodo y DHA en hombres y mujeres a partir de los 50-60 años es inferior a las recomendaciones.

Para afrontar todas estas carencias en nuestro organismo, se ha desarrollado Oligen Senior. Sin embargo, esta ayuda a nuestro cuerpo no quiere decir que debamos olvidar llevar una vida activa y no sedentaria y cuidar nuestra alimentación saludable en todo momento, y lograr así, que se asimilen mejor las vitaminas, minerales y ácidos grasos Omega-3 (DHA) para nuestro organismo en una edad adulta.